Google+

Dia de los muertos y halloween


La víspera del 1 de noviembre coincidía con una
festividad, pagana, celta, la del "Samhein", fiesta que
marcaba el final del verano y de las cosechas, para
pasar a los días de trío y de oscuridad. En esa noche se
creía que el dios de la muerte hacia volver a los
muertos, permitiendo comunicarse así con sus
antepasados.
También esta práctica era habitual en el pueblo romano,
pues el 21 de febrero celebraban la fiesta de "Feralia"
ayudando con sus oraciones a la paz y el descanso de
sus difuntos.
En la tradición católica esta festividad se inicia cuando
el "Papa" Bonifacio IV, el 13 de Mayo del 609 o 610,
consagró el "Panteón de Agripa" al culto de la "Virgen y
los mártires", comenzando así una fiesta para
conmemorar a esos santos anónimos, desconocidos por
la mayoría de la cristiandad, pero que por su fe y obras,
son dignos de reconocimiento por toda la humanidad.
Es el Papa Gregorio (731-741) el que cambia la fecha del
13 de mayo a la del 1 ° de noviembre. El porque ya lo
conocemos, asegurarse así la conversión, a cualquier
precio, de estos pueblos, adoptando así prácticas
paganas.
HALLOWEEN:Nombre derivado de "All Hallows Eve" o "Víspera del día
de todos los santos" y se celebra la noche del 31 de
octubre.
Origen: Se deriva de los ritos de los Druidas (sacerdotes
de tribus europeas llamadas Celtas) para celebrar el día
en que "Samhein", el dios de los muertos
, invocaba a los
malos espíritus a reunirse la última noche del año para
examinar los acontecimientos del futuro y además para
que visitaran sus antiguos hogares en la tierra.
Desarrollo: Cuando los romanos conquistaron los
territorios dominados por tribus Celtas, especialmente
en Escocia e Irlanda, añadieron a esta "fiesta", el
festival romano de "La Cosecha" que realizaban el 1º de
noviembre en honor de Pomona, diosa de los árboles
frutales y cambiaron su celebración para el 31 de
octubre.
Costumbre: En la religión de los Celtas, se daba culto a
numerosos dioses y objetos naturales como árboles y
pozos y sus sacerdotes, los Druidas, que generalmente
eran adivinos, magos o brujos, acostumbraban prender
grandes fogatas en Halloween, aparentemente con el
propósito de protegerse de los malos espíritus. Otras
costumbres de influencia romana que aún persisten es el
de divertirse con frutas; tal como el pescar manzanas
con la boca en un recipiente con agua o el de formar
caras grotescas en calabazas huecas y encender
veladoras, dentro de ellas. Gradualmente la fiesta del
inicio del otoño adquirió un carácter siniestro, se creía
que ese día, fantasmas, hadas, brujas, demonios de
todas clases y duendes, rondaban por ahí. Era el tiempo
favorable para aplacar los poderes sobrenaturales.
Asimismo se creía que Halloween era el día más
apropiado para todo tipo de adivinaciones acerca del
matrimonio, suerte, salud y muerte. Este era el día en el
que de una manera tan especial los paganos invocaban
la ayuda del diablo para esos propósitos.
Por el año 43 A. de C. los romanos conquistaron a los
Celtas y más tarde llegó el cristianismo.
Desgraciadamente la fiesta pagana de Samán influenció
la fiesta cristiana de "La Tarde de Todos los Santos " (All
Hallows Eve) que se celebraba el mismo día. Lentamente
"All Hallows Eve", dejó de ser una fiesta religiosa y se
convirtió en una fiesta secular, en la que algunas
prácticas y disfraces relacionados con ese sentido
siniestro se desarrollaron. Había nacido Halloween.
En Escocia, algunos jóvenes se reunían para "jugar"
juegos en los que adivinarían cuáles de ellos se iban a
casar durante el siguiente año y en qué orden. A finales
del siglo XIX inmigrantes irlandeses introdujeron la fiesta de Halloween en Estados Unidos de Norteamérica.
La comercialización de esta " fiesta " fue iniciada
principalmente por los mercadólogos estadounidenses
buscando la ganancia económica por la venta de dulces,
disfraces, tarjetas, posters, etc., utilizando ese día en
forma "velada e inocente" ritos y costumbres derivados
de cultos a Satanás, espíritus malignos y dioses
paganos. El pueblo mexicano había permanecido ajeno a
esto, pero en los últimos años se han infiltrado muchas
costumbres norteamericanas, entre ellas el Halloween
que ahora está difundido.
El inglés "Trick or treat" ( trato o truco) ha degenerado
en un pochismo: "Triki, triki, Halloween", con lo que los
niños van de casa en casa pidiendo dulces; si no les dan
dulces y a veces aunque les den, rayan las paredes,
rompen ventanas, focos o macetas. Las fiestas de
Halloween por su aceptación y popularidad se están
convirtiendo en una tradición que todo mundo celebra.
No hay registro bíblico que apoye de una manera u otra la invocación de los muertos, al contrario esta práctica es considerada una abominación para Dios.Deuteronomio 18:10-12 No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con el Señor cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones el Señor tu Dios echa estas naciones de delante de ti.
Eclesiastés 9:5 Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.

Como habrás podido leer, existen razones claras para
desechar tales festividades, puesto que ninguna de ellas
tiene base en la Palabra de Dios y por lo tanto, estamos
ante ritos paganos, eso si cristianizados, pero sin
sentimiento espiritual cristiano.
Desde este blog le decimos No al Dia de Muertos, y a ti que nos lees y practicas esa celebración te pedimos que analices lo que hemos escrito desde la óptica de La Biblia (que es la óptica de Dios expresada de manera escrita a los hombres) y luego toma la decisión de seguir celebrándola o no, de mi parte te recomiendo que no.

Deuteronomio 30:19 A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia.