Google+

Tu helado favorito podría tener hormonas artificiales de Monsanto (rico cáncer)


Inagotable, Monsanto, parte de la trinidad de empresas más odiadas del mundo (con BP y Goldman Sachs), sigue dando de que hablar debido a los nefastos efectos en la salud de sus productos. Las compañías de helados Haagen Dazs, Breyers y Baskin-Robbins, continuán usando leche de vacas inyectadas con la hormona rBGH, desarrollada por Monsanto agresivamente y luego vendida a Elanco en el 2008. Esta hormona artificial ha sido prohibida en la Unión Europea y en Candá, Australia, Nueva Zelanda y Japón, y sin embargo la heladeras la siguen usando y tienen el descaro de anunciar que sus helados son totalmente "naturales".
Según Monsanto existía diferencia significativa entre la leche derivada de vacas inyectadas con esta hormona y las que no han sido dosificadas. Pero evidentemente, es Monsanto el que está hablando, la compañia encargada de burlar todo tipo de norma de salud para crear su imperio de modificación genética. Un comité de científicos dentro de la Comisión Europea encontró que los niveles excesivos de IGF-1 encontrados en la leche de vacas inyectadas con rBHG pueden provocar cáncer en el colón, en la próstata y en los pechos.
Este riesgo es de hasta siete veces en mujeres pre-menopaúsicas de obtener cáncer en lo pechos. La hormona, que hace que las vacas produzcan mayor cantidad de leche, también les produce enorme dolor a estos maternales animales provocándoles trastornos como la mastitis.
Monsanto ha logrado pasar por alto este riesgo ejerciendo su enorme influencia sobre la política de alimentos en Estados Unidos y cabildeando con las autoridades de este sector. Como siempre Monsanto tiene línea en los más alto.