Google+

ayuda a los pobres


(Hch 10:1-2) Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana,

piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre (Hch 10:30-31) a esta hora yo estaba en ayunas; y a la hora novena, mientras oraba en mi casa, vi que se puso delante de mí un varón con vestido resplandeciente,y dijo: Cornelio, tu oración ha sido oída, y tus limosnas han sido recordadas delante de Dios.

Observe que las limosnas que el hacia al Pueblo,a la gente que ayudaba,fueron recordadas delante de Dios.
Hoy la gente da ofrenda con la promesa de recibir multiplicada,da para recibir,da pensando en ella.dice que quiere prosperar para “glorificar a Dios”(pero en la realidad es que lo hace para tener mas recursos para servirse a ella misma) (Stg 4:3) Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.
la Biblia no mensiona que el dio ofrendas en una congregación,sino que ayudo a las personas ,a los necesitados del pueblo y eso fue una ofrenda de olor fragante para Dios.

Dios estaba cumpliendo con su Palabra:


(Pro 19:17) A Señor presta el que da al pobre, Y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.
Eso nos fue enseñado en (Mat 6:3-4) Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
(Pro 28:27) El que da al pobre no tendrá pobreza; Mas el que aparta sus ojos tendrá muchas maldiciones.
(Pro 14:21) Peca el que menosprecia a su prójimo; Mas el que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado.
(Pro 14:31) El que oprime al pobre afrenta a su Hacedor; Mas el que tiene misericordia del pobre, lo honra.
(Pro 17:5) El que escarnece al pobre afrenta a su Hacedor;
(Pro 22:9) El ojo misericordioso será bendito, Porque dio de su pan al indigente.
(Pro 29:7) Conoce el justo la causa de los pobres; Mas el impío no entiende sabiduría.
(Pro 3:27-28) No te niegues a hacer el bien a quien es debido, Cuando tuvieres poder para hacerlo.
No digas a tu prójimo: Anda, y vuelve, Y mañana te daré, Cuando tienes contigo qué darle.
(Pro 11:25) El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado.
(Pro 21:13) El que cierra su oído al clamor del pobre, También él clamará, y no será oído.
(Isa 32:8) Pero el generoso pensará generosidades, y por generosidades será exaltado.
(Mar 14:7) Siempre tendréis a los pobres con vosotros, y cuando queráis les podréis hacer bien.
(Isa 58:6-11) ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?
¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?
Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria del Señor será tu retaguardia.
Entonces invocarás, y te oirá el Señor; clamarás, y dirá él: Heme aquí y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.
El Señor te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.
(Hch 20:35) En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.
(1Ti 6:17-19) A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo.Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos;atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna.
(Sal 41:1) Bienaventurado el que piensa en el pobre; En el día malo lo librará el Señor.
(Gál 2:10) Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres; lo cual también procuré con diligencia hacer.
(Mat 25:41-46) Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber;fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?
Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis.E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.
(1Ti 5:8) porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.
(Stg 2:5-6) Hermanos míos amados, oíd: ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
Pero vosotros habéis afrentado al pobre
(Stg 2:15-16) Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?
(Stg 1:27) La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.
(Stg 4:17) y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.




(Jer 22:16) El juzgó la causa del afligido y del menesteroso, y entonces estuvo bien. ¿No es esto conocerme a mí? dice el Señor.