Google+

Los Pactos de la Biblia y los"pactos" de la "iglesia" actual


Hechos 17:11
Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.
Es decir, debemos escudriñar todo a la luz de la Biblia, para saber que lo que se nos está diciendo es así o no.
Aquí hay algunos errores muy, pero muy básicos que originan todo este problema. Me gustaría decir que estos errores son producto de la ignorancia… pero la mayoría de las veces no es así, en este caso estoy hablando de pastores que debieran contar con una mínima capacitación teológica, especialmente en estos tiempos. Sin embargo, ellos han decidido acomodar la Palabra de Dios a sus intereses.

Los Pactos en la Biblia.

TODOS los pactos que están en la Biblia en relación a Dios y el hombre, provienen de parte de Dios. Es Dios quien propone el pacto y no el hombre.
Tomemos cualquiera de los pactos que hay en la Biblia, ya sea con Adán, con Noé, con Abraham, el pacto Mosaico, el davídico o el Nuevo pacto y nos encontraremos con que Dios es siempre el que propone el pacto en favor del hombre.
No existe en ninguna parte de la Biblia, semejante cosa como “pactar con Dios”, tal y como muchos líderes hoy enseñan. Tal práctica es categóricamente anti-bíblica. ( Gén. 6:18; Gén. 15:18; Ex. 19:5; etc.)

Los Pactos en la Iglesia actual.

Es una verguenza ver en televisión, escuchar en radio y desde los púlpitos a pastores, apóstoles, profetas,etc… instar a la gente a hacer pactos con Dios!!
Se pacta por sanidad, se pacta por prosperidad económica,por la vida sentimental, se pacta para alguien de la familia sea salvo!!! es increíble!! el comercio de la fe es inmenzo!
¿Necesita Dios un incentivo monetario para hacer sanidad? Muéstramelo por la Biblia!
¿Es que Dios está en el negocio de la bolsa para generarnos riquezas? Muéstramelo por la Biblia!
¿Salvará Dios a nuestra familia por nuestras muestras de generosidad? Muéstramelo por la Biblia!
Veo esta situación y me resuenan los versos del apóstol Pedro (un apóstol de verdad)
2 Pedro 2:1-3
Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras... Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

¿Dios de Pactos?

Si y no!

Si

Dios propone y cumple Sus pactos. En ese particular punto de vista, nuestro Dios es un Dios de pactos. Ha pactado con el hombre desde el inicio de la raza humana. Estos pactos muestran su amor por el género humano y reflejan Su carácter. Pensar en “pactos” fuera de los cánones establecidos en la Biblia, es simplemente carnicería barata del texto.

No

Dios no acepta pactos propuestos por sus criaturas. Si así ha parecido que es… pues estamos hablando de un error. Repito una vez más, tal como lo he hecho en muchos de mis articulos, LA EXPERIENCIA NO ES AUTORITATIVA. El que le haya resultado a fulano o a mengano, no es prueba de que así deba hacerse dentro del Pueblo del Señor. Las razones por las cuáles hay gente a la que le resulta deben ser analizadas minuciosamente… hay varios que gustan del auto-cumplimiento profético y se inventan todo un cuento y explicación, de la misma manera que los adeptos al horóscopo le buscan el ajuste a las predicciones que han leído.
Con qué soltura, estos hombres, amadores de sí mismos, tratan a Dios como si fuera su siervo… “declaro!, decreto,determino,etc !” cuando la Biblia nos muestra que el único con capacidad y poder para hacer eso es Dios. Es como si al ver que llega una “semilla” o “pacto”, entonces le dicen a Dios… “Señor, este ya pagó, ahora has tu parte en este negocio; tienes la obligación de hacerlo.”  una falta de respeto enorme!
Y que hay de aquellos que van en búsqueda de una nueva unción… una “doble”, no tienen idea de lo que piden! pero el caso es que van con su pacto, con su semilla, para plantarla en “buena tierra”… eso es, un ministro exitoso. Todo para que puedan subir al siguiente nivel de espiritualidad… herejes! no son mejores que Simón el Mago de  Hechos 8:20!
Un breve paréntesis.
La tan famosa frase “doble porción” que se aplica a tanto ungimiento por aquí y por allá… tiene una base histórica.
Si bien, los que usan el término, lo hacen pensando en lo declarado por el profeta Eliseo, Eliseo lo hace pensando en la porción del primogénito.
2 Reyes 2:9
Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una DOBLE PORCIÓNde tu espíritu sea sobre mí.
Cuando se repartía la herencia dentro de una familia, era el primogénito el que recibía una porción especial, que era el doble que la del resto de sus hermanos, es decir, una doble porción. Cuándo Eliseo le solicita esto a Elías, él tiene ese concepto en mente, que la porción especial no recayera sobre ninguno de los de la comunidad profética, sino sobre él. Bajo ningún punto se refiere aquí a que el doble de poder que había en Elías residiera en Eliseo. El texto no sustenta tal afirmación
No creo ser demasiado duro al referirme a este respecto. Sencillamente hay gente tratando de obtener bienes materiales y espirituales de parte de Dios, usando medios espurios que en nada guardan relación con lo expresado en la Biblia.
Si Dios se comportare así, en respuesta a las ofrendas de sus siervos, en nada se diferenciaría de los baales y en especial, no se diferenciaría de Baal-Berit.
Sabemos que  un baal es un dios falso. La palabra berit o “berith” significa convenio, pacto, testamento. Es decir este era el “dios de los pactos” descrito en Jueces 8:33
“Y sucedió que al morir Gedeón, los hijos de Israel volvieron a prostituirse con los baales e hicieron a Baal-berit su dios.”
Dios no es deudor de nadie… cuando Dios actúa es en orden a Sus atributos y carácter. Él es fiel, misericordioso, poderoso, nunca cambia y sin lugar a dudas no está sujeto a manipulaciones de ningún tipo.
Los proponentes de esta “teología” (hasta el término le queda grande), se basan básicamente en dos versos de la palabra, negando absolutamente el peso del resto de la Escritura. Recuerden… la Biblia no se contradice, cuando ello sucede de forma aparente, somos nosotros los que estamos mal interpretando. Veamos:
Salmo 50:5
y dice: Juntadme a mis santos, los que han hecho conmigo pacto con sacrificio.
Esdras 10:3
Hagamos ahora un pacto con nuestro Dios de despedir a todas las mujeres y a sus hijos, conforme al consejo de mi señor y de los que tiemblan ante el mandamiento de nuestro Dios; y que sea hecho conforme a la ley.
Ellos dicen, “ven! aquí se habla del hombre haciendo pacto con Dios!!”
Veamos entonces el caso de Salmos. La traducción directa del hebreo traduce así:
Juntadme a mis santos, a los que se sometieron a mi pacto de sacrificio.
Esto aclara que el pacto es algo a lo que el pueblo se ha sometido… cuál es este pacto? el realizado con Su pueblo, Israel.
Veamos lo de Esdras.
En este caso, no se propone un “nuevo pacto”, lo que se propone es volver al pacto que estaban quebrantando al haber tenido alianzas conyugales con mujeres que no eran pueblo de Dios.
Amados en Cristo. Tenemos sobradas promesas de la provisión de Dios como para estar haciendo negocios con Él y faltarle el respeto al mismo tiempo. Si tenemos que dar algo para obtener de Dios lo que queremos… entonces estamos negando el todo suficiente sacrificio de Cristo. Dios es el que hace pactos con el hombre y no a la inversa, no se engañen! Confiemos… demos de acuerdo a lo que hemos propuesto en el corazón y no para obtener favores… Dios no es como nosotros… no responde a halagos ni adulaciones, sólo a un corazón contrito y humillado. 
TE INVITO A SER COMO LOS DE BEREA ...ESCUDRIÑA LAS ESCRITURAS,ESTOY SEGURO QUE SI YA COMETISTE ESTA HEREJIA DE "PACTAR" DE"SACRIFICAR"DINERO A CAMBIO DE FAVORES DE DIOS,SE DEBIO A UNA IGNORANCIA ESPIRITUAL MAL ENSEÑADA POR TU LIDER...DIOS TE ESTA DANDO UNA OPORTUNIDAD DE ABRIR TUS OJOS Y VOLVER A SU PALABRA