Google+

¿ la iglesia tiene mandamiento de realizar casamientos?

El hombre ha inventado la mentira de que existen dos casamientos, uno ante la ley de los hombres y otro ante la ley de Dios.
Hablar de "casamiento por la iglesia según la ley de Dios" es una falacia,un inventi humano, porque ley de Dios implica una ordenanza divina y en toda la Bilia no dice tal cosa. Dios jamás ha ordenado o delegado ese cometido a la iglesia de casar a nadie.
El matrimonio "por la ley de Dios" o casamiento por la iglesia, tiene su origen en el romanismo.
Durante siglos en todos los países donde la iglesia católica tenía el poder absoluto, abusaba absolutamente con esa ordenanza que ellos habían establecido para controlar lo que ellos denominan "tierras de Sn.Pedro", es decir, todas las regiones que ellos dominaban y ejercían un poder déspota y cruel. Tal es así, que el único casamiento que era reconocido en esos países católicos, era el que realizaba y legalizaba esa iglesia; esto significaba que todos los fieles cristianos o cualquiera que no quisiera someterse ni bautizarse por esa iglesia dominante (porque para casarse tenían previamente que estar bautizados por una cura), no podía casarse legalmente.

Esto implicaba muchas penurias y discriminaciones, porque todos aquellos que no aceptaban ese casamiento por la iglesia católica, quedaban excluidos de todos los beneficios sociales, incluyendo problemas de herencias, atención médica y hasta para conseguir un trabajo, porque en todos esos lugares el único documento de identificación que se pedía en las empresas y fábricas era el "certificado de la fe de bautismo" otorgado por la iglesia católica para probar que no era un hereje, que era la forma como la iglesia católica denominaba a todos los que no pertenecían a su denominación. Inclusive aún después de su muerte no podían ser enterrados en los cementerios sino que sus cuerpos eran arrojados a basureros municipales.
Lo mismo sucedía con los hijos de esos matrimonios que no eran reconocidos por los romanistas, eran estigmatizados como hijos ilegítimos (los cuales eran brutalmente señalados con nombres peyorativos) y se les impedía la asistencia a la educación en todos los colegios del estado y también quedaban excluidos de todos los beneficios sociales y de herencia.
Como podemos ver el poder que obtuvo la iglesia católica con esta artimaña era absoluto y dictatorial. Con el avance de la civilización y la diversificación de los medios de comunicación los romanistas se vieron obligados a suavizar esas leyes medievales, pero esto no ocurrió hasta muy entrado el siglo recién pasado.
Lamentablemente los neo evangélicos que se han prostituido con la Gran Ramera (Ap. 17) vieron el tremendo poder que les traía a sus líderes esta imposición del "casamiento por la iglesia" (o supuesta "ley de Dios") y no lo pensaron dos veces en imponer esta ordenanza establecida por los romanistas.
Dios nunca ha concedido a ninguna iglesia la responsabilidad de casar, inclusive durante el tiempo del Antiguo Testamento y del ministerio terrenal de Jesús, los judíos nunca se casaban en el Templo. Así fue en los tiempos de la Ley de Moisés y así continuó siendo en los tiempos del cristianismo, no existe en ninguna parte de la Biblia un ejemplo de una iglesia que casara o una ordenanza para que lo haga.
Es verdad que muchas iglesias se atribuyen la representación de Dios para casar "según la ley de Dios", pero eso es un engaño que ha inventado el hombre con fines comerciales y para otorgar mayor poder a las iglesias, pero no es una ordenanza de Dios, es más, en muchos lugares se ha llegado a quebrantar la ley con esas ceremonias que realizan, porque sabiendo que no tienen ningún valor legal, muchos pastores para agradar a la gente y que no se vayan (especialmente si son buenos diezmadores), los "casan" en sus iglesias aún sin estar divorciados legalmente.
Si esos "matrimonios" religiosos tuvieran algún valor, habrían quebrantado la ley, porque los contrayentes estarían legalmente en poligamia que es condenada en casi todos los países occidentales, pero como no es así, debido a que esos matrimonios religiosos no tienen ningún valor, legalmente no quebrantan ninguna ley del país con esa farsa que no es más que un fraude y un maquillaje que solamente quebranta la ley moral, porque eso es un acto inmoral que realizan muchos pastores y que aún no es castigado por los códigos penales de los hombres, pero que un día deberán rendir cuenta ante Dios por estos actos de hipocresía que cometen para agradar a los hombres.
En nuestros días existen algunos países donde las iglesias evangélicas han logrado obtener algún reconocimiento del Estado, y allí se les ha otorgado a los ministros de iglesias y pastores que previamente han sido registrados y reconocidos como funcionaros para efectuar esa ceremonia, la facultad de casar legalmente, pero todos los antecedentes de los cónyuges deben ser enviados igualmente a las oficinas del gobierno para su legalización. En estos casos los pastores no pueden continuar con ese fraude de la parodia de casar "según la ley de Dios" a quienes ya están casados, porque se pondrían fuera de la ley.
En consecuencia el casamiento "por la iglesia" no es un mandamiento de Dios sino instituido por los hombres, equivale a aquello que los romanistas definen como: "Mandamientos de la Santa Madre iglesia Católica". No tiene ningún valor jurídico ni moral, porque no es algo que Dios haya ordenado hacer al hombre

NOTA : Muchos confundieron este articulo,a que nosotros estamos en contra del matrimonio,lejos esta de nosotros pasar esa enseñanza,sino simplemente mostrar como la iglesia actual adopto tradiciones humanas y no mandamientos de Dios.