Google+

Los dos dioses de los Testigos de Jehova




La Watchtower ha asumido en base a 1 Cor. 8:4-6 que existen otros dioses y señores con lo cual tratan de probar su doctrina de que la Palabra (el Hijo de Dios) es un dios.
Los Testigos clasifican al Hijo como un dios, porque la Sociedad del Atalaya argumenta que dicha expresión significa que la Palabra es un ser divino o de la clase espiritual.
Entonces de nada le sirve a la Watchtower sujetarse de 1 Cor. 8:4-6 para aceptar al Hijo como un dios porque ellos mismo dicen que la Palabra (el Hijo) es un dios por tratarse de un ser divino de clase espiritual, siendo que Pablo en 1 Cor. 8:4-6 no está reconociendo la existencia de que hay muchos dioses y señores por definición (como pretende la Watchtower). Lo que Pablo está diciendo es que los no-cristianos conciben como dioses y señores a cosas y a quienes en realidad no son tales, al punto que éstos tienen muchos dioses y señores.
Si bien es cierto que en las Escrituras Hebreas se han calificado de dioses a ángeles o humanos como en el caso de los israelitas o Moisés, esto se debía a que estos personajes habían sido envestidos de cierta autoridad y poder por parte de Dios.
Con un poco de análisis podemos ver como estos "dioses" difieren en gran manera del "dios" que la Watchtower ve en el Hijo.
Cuando la Watchtower clasifica como un dios al Hijo (o la Palabra de Juan 1:1 según la TNM), procura decir que se trata de un ser divino o de clase espiritual.
La realidad es que a este "dios" también los propios Testigos le reconocen que es su salvador, que aboga por ellos ante el Padre, le rinden homenaje, lo honran como lo honran al Padre, han de inclinar sus rodillas ante él , lo sirven y, en consecuencia por todo esto , es su Señor porque "…todo fue creado por medio de él y para él" (Col.1:16) "y "...realmente para nosotros ... hay un solo Señor, Jesucristo,..."(1Co 8:6 TNM)
Los paganos, a los que alude Pablo en 1Cor 8:4-6, habían constituido numerosos dioses y señores a determinadas cosas o criaturas porque les infundían autoridad, poderes sobrenaturales, protección, salvación, les rendían cultos, les servían, etc. De la misma manera cómo se mencionó un poco más arriba los Testigos de Jehová han conferido estas mismas prerrogativas a su "dios-Hijo" haciéndolo verdaderamente un dios propio con todas las letras. Esto posicionaría de manera radicalmente diferente como dios al Hijo respecto de aquellos que son simplemente dioses por comisión.
Sin pensarlo los Testigos hacen del Hijo un dios menor, un Dios (con mayúscula) poderoso (Is.9:6 según su referencia cruzada de Juan 1:1 en la TNM), a su vez que declaran tener como el Dios Todopoderoso a Jehová el Padre. Resulta por lo tanto, en base a sus propios criterios , que los Testigos de Jehová son politeístas dado que tienen dos dioses: uno mayor y otro menor.