Google+

(Mat 15:14) Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego,ambos caerán en el hoyo.








El Señor Jesucristo nos explica lo grave que es ser un mal guía, pero
también lo peligroso que sería seguir a uno. Aunque actualmente la gente no medita en
la seriedad de este mandamiento, no por eso el mismo ha quedado invalidado. Quizá
muchos desconozcan dicho pasaje, o algunos de ellos no han sido educados en la
materia de analizar a los guía que están llevando sus almas por algún camino, sea este camino de muerte o camino a la vida eterna.
Mateo nos narra lo que el Señor Jesucristo dijo tocante a los guías ciegos:
“Dejadlos; son ciegos guías de ciegos; y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el
hoyo.” (Mt. 15:14) Esta misma idea aparece en Lucas, nada más que allá se presenta en
forma de pregunta: “Y les decía una parábola: ¿Acaso puede un ciego guiar a otro
ciego? ¿No caerán ambos en el hoyo?” (Lc. 6:39)
Mateo 15, nos narra una discusión que Jesús tuvo con los escribas y fariseos, la
misma tenía que ver con una tradición, la cual, como muchas otras, alteraban los
mandamiento de Dios, después que Jesús refutó sus malas enseñanzas y una vez que les
mostró sus garrafales errores, los discípulos comunicaron al maestro que los escribas y
fariseos se habían ofendido (Mt. 15:12). Esto a Cristo no le importó, de hecho dijo:
“…toda planta que no plantó mi Padre celestial, será desarraigada.” (v. 13) Lo cual
equivale a ser desechado por Dios, a condenarse. ¿No son estas palabras duras? Desde
luego que sí, ¿pero es Dios el que habla? Claro que sí, el falso guía no ayuda ni edifica a
nadie, aunque a otros les parezca lo contrario, Jesús les había mostrado su error y aun
así no cambiaron de parecer, no aceptaron su palabra, es más, podemos decir que se
hicieron hasta los dignos. Entonces y viendo la situación a su alrededor Jesús ordenó, es
decir, dio un mandamiento a sus discípulos: “ Dejadlosesta palabra es un imperativo

"aoristo" activo, lo cual equivale a que los que siguen a los fariseos y escribas ahí
presentes deben dejarlos inmediatamente (aoristo). No hay tiempo para pensar si está
bien dejarlos o no, el mandamiento del Señor es claro y urgente. Sin embargo a
continuación les explica el por qué de la urgencia.
“…Son ciegos guías de ciegos…”
Una metáfora que sin duda conocerían. Sí eran guías y el pueblo los reconocía como
tales, pero eran guías ciegos, es decir, ciegos espirituales. A su vez los que les seguían
tampoco tenían ninguna oportunidad, pues al igual que ellos eran ciegos. ¿Cuáles son
las consecuencias de no obedecer este mandamiento que Jesús había dado? El mismo
texto nos lo dice:
“…Y si el ciego guiare al ciego, ambos caerán en el hoyo.”
Muchos no quieren aceptar su responsabilidad, pues cuando saben por la Palabra de Dios que su
guía es ciego, no lo dejan, y además piensan que es cuestión suya y de nadie más,hasta argumentan que ellas siguen a Jesus,a Dios y no a los hombres ¿ pero esto es tan asi? ¿acaso ella no estan sometidas a la direccion de aquel lider? ¿entonces sera tan asi que no importa lo que hace o deja de hacer un lider?
este pasaje dice claramente que ambos son responsables, uno por guiar mal, y el otro
POR SEGUIRLO, así es, ni más ni menos. El hoyo en esta metáfora, no puede ser otra
cosa, más que un amargo final. Ahora cabe preguntarse ¿vale tanto la pena estimar a
una persona,a un lider y seguirla como para perder el alma? No lo creo y sé que muchos tampoco
lo creerán, es el alma lo más importante de y para el ser humano. El Señor Jesucristo
alguna vez preguntó: “¿qué recompensa dará el hombre por su alma?...” (Mt. 16:26).
El Señor Jesucristo al decir lo que dijo a los fariseos fue duro, pero lo hizo por lo
que está en juego, es decir, el alma de los seres humanos. Hoy día el mandamiento sigue
vigente, y tan latente como en aquel momento, ¿seremos capaces de obedecerlo cuando
se presente la oportunidad? Ahora usted sabe de esto, ya está usted enterado de las
consecuencias, si usted tiene un guía ciego, no espere, es urgente que lo deje, y si ud esta guiando a otras personas a seguir a este lider ciego ¿qué recompensa
puede tener su acción? Usted podrá imaginarse la respuesta,sera un ciego,recomendando a otro ciego a seguir un ciego....

Isa 42:18-20

Sordos, oíd, y vosotros, ciegos, mirad para ver.
¿Quién es ciego, sino mi siervo? ¿Quién es sordo, como mi mensajero que envié? ¿Quién es ciego como mi escogido, y ciego como el siervo del Señor,
que ve muchas cosas y no advierte, que abre los oídos y no oye?