Google+

El peligro de seguir una Falsa Doctrina


La palabra DOCTRINA en las escrituras, significa " lo que es recibido " es el mensaje de Dios expresado en las leyes, principios, reglas, límites, métodos, valores y objetivos generales, dados para " enseñar " que significa conducir al hombre a una experiencia más íntima con la voluntad divina. Por lo tanto “lo que es recibido”, es decir, la doctrina, debe ser tenida en cuenta por cada creyente para poder conocer, entender y creer verdaderamente en Dios, el conocimiento de su voluntad, su plan para nosotros, y la forma como debe ser alcanzado, que aunque es diferente en cada creyente, siempre tendrá que estar enmarcada dentro de la sana enseñanza y doctrina bíblica. Sin embargo la doctrina bíblica, no puede ser tomada simplemente como una norma dentro de la cual se puede circular, pues en realidad es mucho más que eso, Jesús habló de su palabra así: Juan 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.
Si las palabras que él ha hablado "son espíritu" y se estaba refiriendo al espíritu de Dios, por eso "son vida". ¿Qué pasaría si cambiáramos sus palabras? ¿Qué pasaría si cambiáramos sus enseñanzas? ¿Qué pasaría si cambiáramos la doctrina? ¿Esas palabras cambiadas seguirán siendo el mismo Jesús y seguirían siendo y dando vida?...por supuesto que NO. Por esta razón es que a las multitudes, que tenían diferentes opiniones acerca de Él, como consta en la escritura, les dijo: Juan 7:38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior brotarán ríos de agua viva. Para que los ríos de agua viva broten, es necesario creer lo que la escritura dice de Él, no lo que algunos suponen o inventan, en especial cuando esto que añaden se opone a lo dicho con claridad en la escritura. También por esta razón leemos que a los hombres de Dios, se les insistía acerca de la importancia de permanecer en la sana doctrina, que es más explícito que pedir simplemente permanecer en la palabra, pues muchos permaneciendo en la palabra de manera inadecuada, están creyendo y predicando malas enseñanzas.
2 Timoteo 4:2 al 3 Que prediques la palabra y que instes a tiempo y fuera de tiempo. Redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina, pues vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias pasiones… El pasaje no dice que no soportaran la palabra, esta puede ser malinterpretada para su gusto y por supuesto fascinarles. Pero lo que no soportaran es la correcta interpretación de las escrituras, por eso llegara el tiempo cuando muchos se desviaran a otras doctrinas cuya procedencia llega a ser aun de los demonios. 1 Timoteo 4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demoniosO de procedencia de los hombres: Mateo 15:9 Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres. Mostrando otro Jesús y otro evangelio diferente del recibido por Jesús: 2 Corintios 11:4 Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis; Gálatas 1:8 Mas si aún nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
Como también malas enseñanzas: 2 Pedro 3:16 entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.
Y todos éstos como lo vemos en la actualidad insisten en decir que sus enseñanzas, doctrinas y evangelios provienen de Dios.
Contrario a esto vemos el ejemplo de la primera iglesia en unidad permaneciendo en la sana doctrina o doctrina de los apóstoles. Hechos de los Apóstoles 2:42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones. E insistiendo a sus discípulos con lo mismo: Tito 2:1 Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina. 2 Tesalonicenses 2:15 Así que, hermanos, estad firmes y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra o por carta nuestra. Y advirtiendo que si alguien causaba división contra la doctrina que ellos habían aprendido, la primera iglesia tuvo unidad doctrinal, debían apartarse de ellos. Romanos 16:17 al 18 Mas os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.

CUANDO LA DOCTRINA ES MALA

 esta mala información conducirá al creyente a una mala relación con Dios, que le impedirá no sólo conocer su voluntad, lo cual ya es bastante grave, peor aún, le hará creer que la voluntad de Dios es algo que inevitablemente estará en completa oposición a Dios y su perfecta voluntad. El apóstol Pablo tuvo la experiencia de estar completamente en contra de Dios por causa de un mal entendimiento de las escrituras, y esto a pesar de conocerla de maestros reconocidos, sin embargo acepta que lo que hizo, lo hizo “por ignorancia en incredulidad”. Por esto, convencido de cuánto se puede equivocar el hombre a pesar de tener en las manos la escritura, es que lo vemos insistiendo en la importantísima necesidad de una sana doctrina para poderse salvar, como le insiste a su discípulo Timoteo: 1 Timoteo 4:16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto te salvarás a ti mismo y a los que te escuchen.
Debe cuidar primero su actitud, lo cual implica una continua revisión de las motivaciones que tiene para acercarse a Dios y para ir a su palabra a buscar la dirección para vivir. Y luego debe poner cuidado de la doctrina… e insistir en poner cuidado, (persiste en ello) pues de esa correcta interpretación va a depender su salvación, y la de los que le escuchen.
¿ ahora entieneden que mi preocupación no es el dinero que se les saca a las personas en las iglesias con falsas doctrinas,sino el destino de el alma de ellas?
MUCHOS DICEN NO IMPORTA LO QUE MI LIDER HAGA…YO SIGO A DIOS,NO AL HOMBRE.
Gál 2:11 Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar.
Gál 2:13 Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos.
¿SERA QUE NO IMPORTA LO QUE HAGA UN LIDER?
¿ NO ESTABA ARRASTRANDO PEDRO A OTROS EN SU ERROR?
¿ Y SI SU LIDER ESTA MAL,ADONDE LO ESTARA DIRIGIENDO A UD?
SI LO QUE UD ESTA RECIBIENDO COMO ENSEÑANZA NO ES UNA SANA DOCTRINA ¿Qué JESUS ESTA SIGUIENDO? ¿Qué ESPIRITU RECIBIO? ¿Qué EVANGELIO ESTA PRACTICANDO?
2Co 11:3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.
2Co 11:4 Porque si viene alguno predicando a otro Jesús que el que os hemos predicado, o si recibís otro espíritu que el que habéis recibido, u otro evangelio que el que habéis aceptado, bien lo toleráis;
ES SU SALVACION LO QUE ESTA EN RIESGO…NO SU DINERO

Efe 4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para ENGAÑAR emplean con ASTUCIA las artimañas del error,