Google+

Testigos de Jehova ¿ dos dioses ?


Los Testigos de Jehova plantean un dogma bastante difícil de sostener de acuerdo a las escrituras y es referente a que Jesús no es Dios mismo en la carne tal como lo expresa Juan 1:1, y Juan 1:14 y como lo reafirma 1 Timoteo 3:16 sino que el que se hizo carne es el dios poderoso que anuncia el profeta en Isaías 9:6, y que este es Jesús, el Cristo, pero no es el Dios verdadero, el todopoderoso que es Jehová.
He aquí la traducción de watchtower para su Nuevo Mundo:
“En el principio la palabra era, y la palabra estaba con Dios, y la palabra era un dios”. Juan 1:1 Compare con otras biblias y verá la astucia pues watchtower agregó “era un dios” cuando la palabra dice “era Dios”. Si Jehová creó a Jesucristo, antes de que sea Jesús la palabra no era y Jehová era un dios sin palabra, mudo. ¡Que absurda interpretación esta de watchtower!
De este modo existen dos dioses para esta controvertida editorial religiosa:

1.- El Dios Todopoderoso Jehová de los Ejércitos, al único que se debe obedecer y adorar.
2.- Un dios poderoso, Jesucristo, la palabra de jehová, su vocero, a quien no se debe adorar sino “rendir homenaje”. Hebreos 1:6
Para sostener su doctrina watchtower se aferra a que Isaías 9:6 profetiza el nacimiento de Cristo y que el dios que nacería sería un dios poderoso, lo cual no es el caso de jehová que el Dios todopoderoso. Aunque Jeremías, el profeta del Dios viviente, llama a Jehová mismo Dios poderoso. Jeremías 32:18 Por lo que este dogma es antojadizo y no tiene relación con la verdad biblica y otra idea judaizante de watchtower.
Watchtower afirma que el verbo que se hizo carne, la palabra de Dios, era un dios menor, poderoso pero menor y este es Cristo quien luego será reducido a ser un “vocero de Dios”, y ya no el verbo mismo, la palabra, como afirma traduciendo Juan 1:14, y esto al menos hasta 1918 en que Jehová mismo nombra comovoceroa Watchtower.
Solo hay un Dios, no hay dos dioses. Y esto hasta los mismos demonios lo saben, menos los testigos de jehová.
“Tu crees que hay Un solo Dios, ¿Verdad? Haces bastante bien. Y sin embargo los demonios creen y se estremecen. Santiago 2:19 biblia Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras de Watchtower.
Otros ejemplos de que hay Un solo Dios siguen a continuación:
A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él. Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro. Deuteronomio 4:35, 39
Por tanto, tú te has engrandecido, Jehová Dios; por cuanto no hay como tú, ni Hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos. 2 Samuel 7:22
Ezequías en oración dice, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste el cielo y la tierra. 2 Reyes 19:15
Todo profeta sabe que solo hay Un Dios ¿Porque esta organización profetiza que Jehová y Jesús son dos dioses separados y diversos en poder? Los profetas como Isaías, Oseas y Joel afirman que solo hay un Dios.

(Isa 43:10)  … antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí.
(Deu 32:39)  Ved ahora que yo, yo soy,
Y no hay dioses conmigo;
(Isa 44:6)  … Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.
(Isa 44:8)  … No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.
(Isa 45:21)  Proclamad, y hacedlos acercarse, y entren todos en consulta; ¿quién hizo oír esto desde el principio, y lo tiene dicho desde entonces, sino yo Jehová? Y no hay más Dios que yo; Dios justo y Salvador; ningún otro fuera de mí.
(Isa 37:16 ) Jehová de los ejércitos, Dios de Israel, que moras entre los querubines, sólo tú eres Dios de todos los reinos de la tierra; tú hiciste los cielos y la tierra.
(Isa 46:9)  Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí,
(Ose 13:4)  Mas yo soy Jehová tu Dios desde la tierra de Egipto; no conocerás, pues, otro dios fuera de mí, ni otro salvador sino a mí.
(Joe 2:27)  Y conoceréis que en medio de Israel estoy yo, y que yo soy Jehová vuestro Dios, y no hay otro

Discernimiento cristiano:
Si sólo Jehová es Dios y fuera de él no hay otro Dios como nos enseñan los profetas del Israel antiguo tenemos que aceptar que Jesús es Jehová Dios mismo que vino a encarnarse, el verbo que describe Juan 1:1 y nos lo revela Juan 1.14, sino aceptar los cargos de sus detractores hacia Jesús, el Cristo, de que era un impostor, un loco, un endemoniado.
Negar que Jesucristo sea Dios mismo nos pone de parte de la sentencia de la secta de los fariseos quienes acusan al Señor de blasfemar, de hacerse pasar por Dios. Juan 10:33.
Cuando hablaba el hijo del hombre, y hablaba del padre del Padre celestial y les decía que Dios era su padre revelándose como el unigénito, ellos entendían que les hablaba de su divinidad y trataban de matarle, como hoy tratan de desvirtuar las escrituras. Juan 5:18
Jesús enseña a sus discípulos que él y el padre eran uno. Juan 10:30 Mas tarde al ser interrogado por Felipe Jesús le revela que el que lo ha visto a él ha visto al Padre. Juan 14:9 Este tipo de declaraciones siguen siendo hoy motivo de tropiezo para los religiosos, que aunque apegados a su obra, no tienen la visión espiritual porque no han vuelto a nacer.
La manifestación de Dios ha sido una verdadera piedra de tropiezo para Watchtower y para todos aquellos que siguen sus enseñanzas heredadas de Arrio.

Ante la pregunta "¿ Dónde está tú Padre?", Cristo respondió: "Ni a mí me conocéis, ni a mi Padre; si a mí me conocieseis, también a mi Padre conoceríais" (Juan 8:19). Y les dijo: "Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba" (Juan 8:23). Y hemos aprendido esto: "Él que de arriba viene, es sobre todos" (Juan 3:31). Aquel que es sobre todo, no es otro que Dios el Padre (Efesios 4:6). En el próximo versículo Cristo dice: "...Si no creéis que Yo Soy, en vuestros pecados moriréis" (Juan 8:24). En ese momento, cuando su identidad era un tema de vida o muerte, los fariseos exigieron saber quién era Él: "¿Tú quién eres?" (v. 25). Jesús les respondió: "Lo que desde el principio os he dicho" (Juan 8:25) ¿Y de quién estaba hablando al principio, cuando inicialmente le plantearon la pregunta? ¡Del Padre, por supuesto! (v. 19) ¿Será que lo comprendieron? No, porque leemos: "Pero no entendieron que les hablaba del Padre" (Juan 8:27).

Aunque por la divina inspiración les había proporcionado la respuesta para su pregunta (v. 26), todavía no pudieron ver más allá del velo de carne. Por eso definitivamente les dice: "Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces conoceréis que Yo Soy, y que nada hago por mí mismo…" (v. 28). "Conoceréis que Yo Soy", o sea, que Él es el mismo Padre del que han estado hablando.
¿En dónde está la supuesta identidad distinta del Padre y del Hijo? No son distintos respecto a la visión, porque "el que me ve, ve al que me envió" (Juan 12:45). No son distintos respecto a la voz, porque "la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió" (Juan 14:24). No son distintos respecto a la doctrina, porque "el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo" (2 Juan 1:9). No son distintos respecto a la cantidad, porque "Yo y el Padre uno somos" (Juan 10:30). No son distintos respecto a la ubicación, porque "yo soy en el Padre, y el Padre en mí" (Juan 14: 11). ¿Entonces en qué manera son distintos?