Google+

Fiesta de los Tabernaculos ¿ debemos los cristianos celebrar fiestas judias ?


La fiesta de los tabernáculos se llama en hebreo “SUCCOT”, y se celebra de acuerdo al calendario hebreo, en el mes de “Tishri”,que equivale a los meses de septiembre/octubre de nuestro calendario. Nace como producto de las ordenanzas de Moisés en (Levítico 23:34-43) Con ella se evocan dos hechos puntuales: Uno es la gratitud por las cosechas del año, que terminan en el otoño, y la más importante es el recordar la experiencia del peregrinaje del pueblo judío durante cuarenta años en el desierto, viviendo en tiendas de campaña, tiempo en el cual Dios les fue fiel, proveyéndoles de todo lo que necesitaban.  Actualmente su celebración gira más en torno a la evocación de los tiempos de la diáspora, y en gratitud por la protección divina, pues no tienen ni Templo, ni tabernáculo, ni sacrificios. Es similar a la fiesta de “acción de gracias” que se celebra en los Estados Unidos, el último jueves de noviembre.          
Como la palabra lo dice, era una “fiesta” de recordatorio, y a la vez, de esperanza. Ellos evocan aquella gloria manifestada en el desierto, desde un tabernáculo, con la esperanza de que se haga patente de nuevo cuando venga el mesías, y establezca el tabernáculo perfecto con su pueblo en el reinado milenial. En esta celebración el pueblo danzaba, gritaba, entonaba salmos y daba gracias a Dios por las bendiciones recibidas, pero a la vez, expresaban su esperanza mesiánica. El último día daban siete vueltas alrededor del tabernáculo, o posteriormente, al templo. Jesús es el tabernáculo perfecto. No necesitamos buscar un gozo que nace de una fiesta, ahora ese gozo es fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22). Nuestra vida no gira en torno a un edificio, ni alrededor de unos muros que tienen que ser derribados. Ya la obra fue hecha, los muros, que nos separaban de Dios han sido destruidos por el poder de la sangre del cordero. Nuestro grito de júbilo no es producto de una fiesta, de un día determinado, ni de una manipulación externa, sino la expresión de un corazón lleno del Espíritu Santo, el cual genera un gozo que brota de adentro. No lo determina las circunstancias externas, como dice la palabra en Hechos 13:52: “Y los discípulos estaban llenos de gozo, y del Espíritu Santo”. Noten que la presencia del Espíritu Santo genera gozo y nuestro gozo está cumplido en Cristo (1 Juan 1:4). Ahora el gozo es un fruto del Espíritu (Gálatas 5:22).
¿Por qué celebrar una fiesta que no tiene que ver con nosotros? ¿Acaso esperamos la redención, o más bien ya la tenemos? Somos morada del Dios viviente (2 Corintios 6:16). No podemos volver a la vieja levadura de los judíos.
Todas esas fiestas y símbolos están vigentes para los que esperan un mesías, ellos son los judíos, pero nosotros, que hemos visto no la figura de las cosas celestiales, sin la gloria de Cristo, sino la realidad de ese Jesús glorificado por el Padre.
  El Apostol Pablo hace la siguiente afirmación : (Galatas 5:1-3) Estad, pues, firmes en la libertad con  que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud. He aquí, yo Pablo os  digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo. Y otra vez testifico a todo hombre que  se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley.
El Apostol Pablo decía que pretender someterse a los preceptos de la ley era volver a la  esclavitud de la cual Cristo nos había liberado,y que al observar un solo precepto de la ley (en este  caso era la circuncicion) se estaba obligado a guardar TODA la ley. (Santiago 2:10) Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace  culpable de todos. Y  a continuación el Apostol Pablo hace otra afirmación aun mas contundente : (Galatas 5:4 ) DE CRISTO OS DESLIGASTEIS , los que por la ley os justificáis;DE LA GRACIA HABEIS CAIDO . PRACTICAR RITUALISMOS DE LA LEY,GUARDAR LA LEY ES DESLIGARSE DE CRISTO,ES CAER DE LA GRACIA,POR LO TANTO ES NO SER SALVO....ES NEGAR A CRISTO Y TODO LO QUE EL HIZO EN LA CRUZ. (Rom_3:19) Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley  (Rom_6:14) ... pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.
 NO PERMITA QUE VENGAN A JUDAIZAR SU FE Y HACERLO CAER DE LA GRACIA.
(1 Cor 7:23) Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.